El extraño caso de Doña Rosario y Mrs. Hyde

Me gusta la idea de las identidades múltiples, sobre todo esas que se hacen evidentes ante situación desconocidas. La siguiente narración es un ejemplo de ello, muy parecida al caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde de R. L. Stevenson.
Todo empezó el día que descubrió que en el patio trasero de su casa había una intrusa. Una gallina negra que brincaba la albarrada y entraba a su patio a comer hierba fresca. Mi madre estuvo varias semanas observándola y rabiando, porque ese animal tenía la osadía de atreverse a entrar a comer en su territorio.
Cada día, como un soldado en su trinchera, mi madre se sentaba a vigilar el patio, esperando pacientemente ver entrar a la gallina. No estaba sola en su misión. Margarita, su compañera, estaba completamente coludida con ella. Ambas buscaban la oportunidad para resolver esta situación.
Cansada de intromisiones y abusos, la dueña de la casa decidió atraparla. Para lograrlo se puso de acuerdo con Margarita y organizaron un astuto plan para la próxima vez capturarla.
Tres días después de esta importante decisión, estando mi madre en su puesto, la gallina negra apareció. Inmediatamente dio la orden y Margarita corrió tras el objetivo. Desafortunadamente ésta fue lista y escapó. Ambas mujeres quedaron totalmente decepcionadas, pero la cómplice consoló diciendo con un dejo de malicia “¡No se preocupe Doña Rosario, va a regresar, ya conoce el camino!”.
Una semana después la segunda oportunidad apareció. La gallina negra entró de nuevo al patio, mi madre dio la orden y Margarita la capturó. Con el animal en sus manos decidieron ponerla en una caja, planeaban alimentarla y cuando estuviera gorda, la matarían para cocinarla… pero hubo mala suerte, ella se escapó otra vez. Estaban furiosas. La secuaz dijo de nuevo: “¡No se preocupe Doña Rosario, va a regresar!”.
A los dos días la tercera ocasión se presentó. Margarita descubrió a la gallina negra en el patio, susurró al oído a mi mamá: “Doña Rosario, ¡está aquí!”. Inmediatamente mi madre organizó un nuevo plan, diciendo: “toma un pedazo de pan y haz un camino”, esto con la intención de guiarla hacia el interior de la casa.
Esta vez el ave no fue tan inteligente. Siguió el camino y fue directamente a la lavandería. Cuando Margarita vio esto muy animada comentó: “Doña Rosario ésta es nuestra oportunidad, párese frente a la puerta y ciérrele el camino, voy a entrar a la lavandería y la voy a atrapar”. Tuvieron éxito. Entre el alboroto y los cacareos solo se escuchó: “¡Esta vez no vamos a esperar, la mataremos ahora!”. Mientras Margarita la sostenía, mi madre sin dudarlo le retorció el pescuezo, el pobre animal, estuvo sacudiéndose por varios minutos antes de morir.
Inmediatamente mi mamá puso a hervir una gran olla de agua que vertió sobre ella para desplumarla, desde ese día la gallina yace cortada en piezas en un tupperware dentro del congelador, esperando a ser cocinada.
Mi madre cuenta esta historia y su mirada y sonrisa tienen un especial dejo de satisfacción maligna que me resulta totalmente desconocida. Y pienso entonces que tal vez Stevenson tenía razón, nuestras metamorfosis son puertas misteriosas que muestran facetas a veces sorprendentes; y me es inevitable imaginar a esas dos ancianas caminando entre la niebla de la madrugada por el tenebroso patio de su casa, buscando otras gallinas que en su ingenuidad cruzan de noche buscando hierba fresca.

Publicado por

Quinientos25

Dirigido por Dora A. Ayora Talavera, Quinientos25 es una Agencia de Relaciones Humanas que a través arte, literatura, psicoterapia y prácticas colaborativas promueve el desarrollo de vínculos positivos que favorezcan nuestras vidas. Trabajamos con organizaciones privadas y gubernamentales, empresas, escuelas, familias, profesionistas y público en general ofreciendo cursos, talleres, psicoterapia, acciones y espacios creativos que promueven el diálogo colaborativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s